Make your own free website on Tripod.com


ARTÍCULOS

EXPONEN  CORRUPCIÓN  EN  'MUJER  DE  MADERA'

  La corrupción de algunos servidores públicos, la tala clandestina de árboles y la depredación de animales en extinción, serán parte del universo de Mujer de Madera, la telenovela de Emilio Larrosa que se estrenó el lunes a las 21:00 horas.

Sin miedo a posibles represalias, el productor dijo que algunas anécdotas en que se basó, les fueron contadas por personal de la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente), organismo que está colaborando con la producción.

"Estamos en un momento en el que se ha demostrado toda la capacidad de libertad (de expresión) y en un momento político muy importante, y creo que es fundamental que nos expresemos bien o mal de lo que ocurre", comentó. Larrosa explicó que Carlos, el personaje a cargo de Gabriel Soto, es un biólogo que se meterá en líos y expondrá su vida en la lucha por desenmascarar a los causantes de la extinción de los bosques.

"Las mafias que talan árboles no son esos pobres campesinos que cargan tres troncos en un burrito; son organizaciones que tienen armas y equipo, que son poderosas. Vamos a llevar un mensaje muy importante: en nuestro país están acabando con los bosques por la corrupción, por la ignorancia, por muchas cosas... Será un mensaje de aliento para la gente que trabaja en esa lucha".

De forma paralela, el también productor de Las Vías del Amor anunció que el rol interpretado por Carlos Bracho también causará polémica. "Será un político que va a lanzarse como candidato a la Presidencia de la República, es un candidato de un partido y tendrá una conexión con gente muy corrupta... cosa rara...", bromeó.

La telenovela protagonizada por Edith González contará con 125 capítulos escritos por Alejandro Pohlenz, con opción a extender la historia.

El elenco también está conformado por Jaime Camil, María Sorté, Julio Alemán, Ludwika Paleta, Adamari López, Lupita Lara y Roberto Tello, entre otros actores.

Edith González comparte el rol protagónico en Mujer de Madera con dos galanes jóvenes: Jaime Camil y Gabriel Soto, quienes reciben lo que ellos consideran una de sus mejores oportunidades estelares en televisión.

Soto trabaja por tercera ocasión en Emilio Larrosa, mientras que Camil lo hace por vez primera. Pero ninguno se resistió a la invitación del productor porque afirman que tienen el éxito garantizado.

"Más allá de leer la historia, que es muy interesante, cualquier actor que sea invitado por Emilio Larrosa tiene que decir que sí porque es un productor taquillero y de mucho éxito".

El ex Kairo tampoco podía dejar la oportunidad que había deseado y buscado desde hace cinco años que comenzó a actuar, por eso, afirmó, no exigió algún personaje en especial.

"Hay que adaptarse al personaje que nos va a tocando y conforme pasa el tiempo, tendremos más voz y voto sobre lo que queremos hacer, pero ahora que estoy empezando, tengo que adaptarme al personaje que me den y tratar de sacar ese lado de mí para hacerlo".

El Imparcial (2 de Mayo 2004)
 

    H O M E P A G E