Make your own free website on Tripod.com


ARTÍCULOS

EL  RETO  DE   MUJER  DE  MADERA

  Confiesa que le encantaría que su nombre fuera el primero en aparecer en los créditos de una telenovela y que su personaje fuera el principal en una trama.

Sin embargo, la actriz puertorriqueña Adamari López no resiente que esta oportunidad aún no le haya llegado en las producciones que realiza en Televisa, México.

"Para mí, todos los papeles que he hecho, han sido protagónicos. Esa es la importancia que yo le doy a cada uno de los trabajos que hago. Sí me gustaría ser la principal en una historia, pero yo estoy feliz con todo lo que he hecho hasta ahora. Y lo mejor de todo es que la gente me reconoce como si lo fuera", destacó ayer la actriz en entrevista con "El Nuevo Día".

Una vez más, Adamari empacó sus bártulos y se fue a suelo azteca, en donde desde el pasado enero graba la novela Mujer de Madera, producida por Emilio Larrosa y que ya fue presentada a los medios el pasado viernes. Entonces, el productor dio el esperado "pizarraso" de la trama, que abordará el problema de la tala clandestina de bosques que se vive en este país y que debutará en horario estelar en mayo próximo. A nivel local, la historia también podría verse a través de Telemundo.

En esta ocasión, la trama es protagonizada por Edith González y Gabriel Soto, "el feo" de Amigas y Rivales. "Interpreto a "Luz", quien es gemela fraterna con "Aída", personaje que interpreta Ludwika Paleta. Ellas sufren un accidente cuando eran niñas, junto a su padre y hermana mayor. El auto en el que iban explotó y la hermana mayor (interpretada por Edith González) logra sacar a "Aída", dando por muertos al resto de la familia. Luego nos encontramos, pero no te puedo seguir contando la trama", explicó Adamari, quien se reencontrará con su prometido Luis Fonsi durante este mes, toda vez que éste completará una cargada agenda de promoción por toda la República.

La actriz cuenta que hasta ahora, todas las escenas que se han grabado han sido en locaciones, como el pueblo Pachuca, localizado a unas dos horas de Ciudad México. "Es un lugar hermoso, que necesita de otros 40 minutos de camino, por curvas, con mucho frío, pero hermoso. En ese lugar apenas viven 500 personas. Allí se ha grabado todo y algo en locaciones en la ciudad. Las grabaciones en estudio comienzan próximamente", agrega la actriz, cuyo trabajo más reciente en la pantalla chica fue Gata Salvaje.

Jaime Camil, Julio Alemán y María Sorté también figuran en el elenco estelar de la historia. De hecho, estos también asistieron a la presentación de Mujer de Madera, que se llevó a cabo el pasado viernes.

"Mi personaje es "Carlos Gómez", un chavo muy preparado, muy trabajador, totalmente distinto a lo que hice en Las vías del amor por lo que estoy muy alegre. Es un personaje popular que va a ser un reto importante", dijo por su parte Gabriel Soto.

Esta vez el villano de la trama, cuyas grabaciones podrían extenderse hasta diciembre, será interpretado por Camil. "Tú sabes que en las historias de Emilio (Larrosa) no hay ni buenos ni malos; hay el bueno y el no tan bueno, y eso es lo que pasa con mi personaje. Es un villano buena onda", afirmó el joven actor, quien este año será visto en la cinta Zapata del director Alfonso Arau.

Mujer de Madera marcará también el retorno a las telenovelas de Sorté, quien después de un año vuelve a actuar ahora con un personaje "humilde". "Estoy muy contenta en esta nueva telenovela porque tuve un año en el que no quize trabajar, quize descansar al público. Mi personaje se llama "Celia", una mujer muy humilde", dijo la actriz, a quien vimos también en Amor Real.

Mientras, luego de Salomé, esta historia también marca el regreso de Edith González, quien labora por primera vez de la mano de Larrosa. "Los dos son buenos (Soto y Camil) y eso es lo interesante de la novela, no hay un villano 'malo'., afirmó González.

"Lo que sucede es que en la vida real y en el amor, la mayor parte de las veces hay malos entendidos. Mi papel es el de una mujer fuerte, con ánimos y que vive no sólo el amor, sino también el desamor", dijo al portal esmas.com.

El Nuevo Día (1 de Marzo 2004)
 

    H O M E P A G E